Pages

ABOUT


Me llamo Begoña. Soy una chica normal (muy normal) y corriente de 24 años. Trabajo desde hace 6 años en una óptica (que tal y como está la cosa no es para quitarse méritos), tengo novio desde hace casi dos años, sueño con ser actriz, y tengo un gran problema de autoestima. Y comento el problema de la autoestima porque de ello quiero que hable el blog. Me explico; soy una chica "gordita". Desde siempre. Siempre, siempre, siempre he tenido sobrepeso, siempre me han criticado por eso mismo y siempre he tenido una necesidad aplastante de gustar a todo el mundo. Y diréis "gran problema" y yo os diré "pues sí". Pero como todos los problemas en esta vida, hay que superarlo y seguir adelante. Y por ello estoy aquí. Para ver si con todo esto consigo ayudar a quien pase por una situación parecida, y ya de paso a mí misma.


Lo primero que se le viene a la gente a la cabeza cuando les comento mi problema es si alguna vez me he puesto a dieta. Os puedo decir que sí, que puede que la inmensa mayoría de mi existencia me la haya pasado a dieta. De hecho, si le preguntáis a mi madre os dirá que ya desde bebé tomaba leche desnatada y que nunca me dio un potito entero. Soy así desde que nací. Evidentemente, me pongo a dieta, adelgazo (nunca tanto como para dejar de tener sobrepeso), vuelvo a engordar, vuelvo a ponerme a dieta y así una y otra vez...


Lo segundo que piensa la gente es "pues haz algo de deporte". Bien, es cierto que ahora llevo una vida algo más sedentaria (teniendo en cuenta que en el trabajo me tiro una media de 6 hs diarias de pie), pero siempre he tenido un ligero problema con el sueño (que no duermo, básicamente (no, no llega a ser insomnio. Mi madre te dirá también que soy el único bebé que ella ha visto que no dormía siesta. El médico sólo le dijo que tenía mucha energía y que me hacía falta cansarme)) y desde bien pequeñita he hecho mil millones de actividades extraescolares (para cansarme), empezando por el taekwondo, siguiendo por bailes diversos (sevillanas, jin jazz), pintura, informática, fútbol, natación, etc. y no me han servido para bajar de peso.


En resumen, partamos de la base de que hay quien nace con sobrepeso, y lo puede llevar mejor o peor, pero nunca deja de estar ahí. Pues bien, yo soy de esas.


No prometo que esto sea un blog de autoayuda, pero sí haré todo cuanto esté en mi mano para que nos aceptemos aunque se aun poquito y estas cosas nuestras sen más llevaderas.

3 comentarios:

Pebbles dijo...

Hola Begoña!!!

He llegado a tu blog a través de un comentario que has hecho en "Vistete que vienen curvas".

Te animo a seguir con él y a que superes tus complejos, porque somos muuuuuuuuuchas las que estamos en una 44 y a veces nos sentimos en ese limbo en el que no encontramos ropa en tiendas standard ni en tiendas de talla grande. Hay que aprender a quererse, a respetarse, a gustarse tal y como somos, porque todas somos bellas a nuestra manera.

Estoy deseando ver tus looks y compartir contigo lo que quieras mostrarnos.

Un beso muy grandeeeee!!!

Maribel.

TODO ES UNO Y BELLO, Y TÚ ERES PARTE DE ESE TODO.

Begoña Martín dijo...

Muchísimas gracias Maribel ^^

Anónima dijo...

Toda una inspiración, escribes muy bien y con mucha sinceridad, me llega al corazón. Te animo a que sigas con este bonito blog que sirva de inspiración a tanta gente, entre la que, en cierto modo, me identifico. Un abrazo :)

Publicar un comentario